fbpx
28 agosto, 2018 / by WebMasterVP

La compensación en cuentas de ahorro

Un caso que muestra la necesidad de tener autoridades especializadas en la industria que supervisan o juzgan, es el referido a la facultad de compensar que tienen los bancos sobre las cuentas de ahorros. Aún existe una falta de claridad de conceptos que vale la pena evidenciar.

La Ley de Bancos (Nro. 26702) faculta a las entidades financieras a compensar las deudas de sus clientes con los activos en su poder. Se busca proteger al ahorrista pues los bancos pueden recuperar rápidamente las acreencias y afrontar las obligaciones con sus depositantes.

De otro lado, el artículo 648 del Código Procesal Civil (CPC) establece que son “inembargables” las remuneraciones, cuando no excedan de 5 URP. El exceso es embargable hasta una tercera parte. Esta norma es distinta a la compensación y es aplicable sólo cuando estamos frente a un embargo, no ante un cobro regular de deudas bancarias.

INDECOPI, en su Resolución 3448-2011/SC2, reconoció la facultad de compensar de los bancos, incluso sobre las cuentas en las que se depositan remuneraciones, cuando el consumidor lo acepte voluntariamente. Así, INDECOPI confunde la compensación pactada (Código Civil) con la facultad “legal” de compensar que no requiere pacto previo. Dado el pronunciamiento, los bancos prudentemente recaban el consentimiento de sus clientes y evitan contingencias.

Por su parte, la Corte Suprema recientemente ha resuelto en una Casación que los depósitos por concepto de planilla tienen la naturaleza de “intangibles”, hasta el límite de 5 URP, pudiendo los bancos cobrarse la tercera parte del exceso. Esta sentencia no es vinculante y se aplica sólo al caso concreto. Aquí, erróneamente se aplica la “inembargabilidad” de remuneraciones del Código Procesal Civil para un caso de compensación. La Corte señala que el banco no puede compensar las deudas de su cliente moroso con su cuenta donde se depositan sus remuneraciones, hasta un límite de 5 URP. No distinguen si es o no un embargo, o si el derecho está reconocido en la Ley de Bancos o incluso si el deudor acepta la compensación previamente.

La confusión puede deberse a que no tenemos hoy una Ley que regule a las “cuentas sueldo” como sí existe para las “cuentas CTS” que expresamente son declaradas intangibles. Las “cuentas sueldo” jurídicamente son hoy simples cuentas de ahorros donde se puede depositar los sueldos o cualquier otro dinero. Mientras no se defina y delimite legalmente esto, no habrá claridad sobre lo que pueda o no hacerse respecto de ella.

Esta falta de claridad, sin embargo, no puede afectar la protección del ahorro del público. Por encima del interés colectivo, no puede priorizarse el interés individual de un deudor moroso. Es parte de la tarea de la SBS velar que sus normas sean bien entendidas y aplicadas pues hay objetivos públicos que le corresponde cautelar.

 

Por Ljubica Vodanovic, fundadora de Vodanovic Legal.

 

 

 

 

Nota publicada en Diario Gestión – 28 de agosto