fbpx
15 julio, 2019 / by Hola Blue

GAFI: Guía de enfoque basado en riesgo para activos virtuales

La innovación tecnológica ha cambiado drásticamente el panorama financiero. Las nuevas tecnologías ofrecen alternativas eficientes a los productos financieros clásicos y pueden mejorar la inclusión financiera. Al mismo tiempo, la rapidez y el anonimato de algunos de estos productos innovadores pueden atraer a delincuentes y terroristas que desean utilizarlos para blanquear el producto de sus delitos y financiar sus actividades ilícitas. Por ello, el GAFI (Grupo de Acción Financiera Internacional) ha emitido una Guía de enfoque basado en riesgo para activos virtuales y proveedores de estos.

Esta guía ha considerado las Recomendaciones del GAFI emitidas en los últimos meses en respuesta al creciente uso de activos virtuales para el lavado de dinero y el financiamiento del terrorismo. El GAFI reforzó sus normas para aclarar la aplicación de los requisitos contra el blanqueo de capitales y la financiación del terrorismo a los activos virtuales y a los proveedores de servicios de activos virtuales. 

Los países ahora deberán evaluar y mitigar sus riesgos asociados con las actividades de activos virtuales; autorizar o registrar a los proveedores y someterlos a la supervisión o monitoreo de las autoridades nacionales competentes. Los proveedores de servicios de activos virtuales están sujetos a las mismas medidas pertinentes del GAFI que se aplican a las instituciones financieras. Asimismo, se ha solicitado que los países implementen sanciones y otras medidas de cumplimiento cuando los proveedores de servicios de activos virtuales no cumplan con sus obligaciones en materia antilavado. Adicionalmente, se pide que los proveedores de servicios de activos virtuales se apoyen en herramientas como la debida diligencia del cliente, el mantenimiento de registros, reporte de operaciones sospechosas, entre otras, para mitigar de manera adecuada la comisión de delitos de lavado de activos y financiamiento de terrorismo. 

La Guía se ha visto beneficiada por el diálogo con agentes del sector privado. Además, incluye ejemplos de enfoques nacionales para regular y supervisar las actividades de activos virtuales y los proveedores de servicios de activos virtuales de modo que se prevenga el uso indebido de estos.