fbpx
6 abril, 2017 / by WebMasterVP

Microfinanzas contra los desastres naturales

Deberíamos ver esta crisis como una oportunidad para fortalecer las microfinanzas, permitiendo el reflotamiento de las mypes afectadas.

La crisis que atraviesa el país, como consecuencia de las lluvias y desbordes de los ríos, está afectando de manera drástica a muchas mypes, debido a la interrupción de su actividad, con la consecuente pérdida de sus ingresos y la imposibilidad de hacer frente a sus obligaciones, todo lo cual podría originar su salida del mercado.

Considerando que las mypes representan aproximadamente el 40% de nuestro PBI, es imperativo preguntarnos si no deberíamos ver esta crisis como una oportunidad para fortalecer las microfinanzas, permitiendo el reflotamiento de las mypes afectadas y acercando los servicios financieros a aquellas que seguramente van a necesitar apoyo crediticio para subsistir.

Esta debería ser una prioridad para los agentes involucrados. Así, el Congreso ha recibido un proyecto de ley presentado por la Superintendencia de Banca, Seguros y AFP (SBS) para fortalecer las cajas municipales, mejorando su gobernanza y permitiendo el ingreso de nuevos accionistas, lo cual dotaría a estas entidades de los recursos necesarios (económicos y técnicos) para su fortalecimiento, y posicionarlas como agentes claves en el de desarrollo de las microfinanzas. Es tiempo de considerar dicho proyecto.

Por otro lado, la SBS ha permitido a las entidades financieras la reprogramación inmediata de las deudas contraídas por sus clientes afectados por esta crisis.

Esta medida ayudará a mantener la calidad de la cartera crediticia, importante para cuidar la solvencia de las entidades financieras. Asimismo, la SBS ha emitido una norma para impulsar la comercialización de los microseguros, factor importante para generar inclusión financiera.

Parte del rol de la SBS también ha sido cuidar que las entidades financieras tengan suficiente colchón para afrontar estas situaciones de crisis. Ejemplo de ello son las provisiones procíclicas que han estado activadas durante todo el tiempo que el Perú mantuvo su crecimiento económico en alza y que hoy permitirán a nuestras entidades financieras afrontar los requerimientos que surjan como producto del deterioro de sus carteras.

Las entidades financieras están trabajando en nuevas herramientas para expandir sus servicios, a través del uso de canales digitales y no presenciales.

Estas herramientas deben acercarse más a las mypes, donde hay un sector importante que sigue excluido. Es momento no solo de diseñar alternativas innovadoras de servicios financieros, sino de darlas a conocer y acercarlas al cliente. Muchos pequeños y microempresarios no confían en los servicios financieros porque no los conocen y porque no tienen las herramientas digitales. Es momento de acercar la banca a la gente. No al revés. Hoy todos somos un equipo. Una sola fuerza.